miércoles, 18 de abril de 2018

Pragya Yoga: Ejercicios para una Vida Sana y Feliz

Hoy te comparto esta vinyasa de Pragya Yoga que consta de 15 posturas -Asanas-. Una vinyasa en una secuencia de posturas enlazadas, donde nos movemos de una a otra con transiciones coordinadas con la respiración. Las vinyasas también son conocidas en Occidente como Yoga Dinámico o Fluído, que es un estilo de Hatha Yoga donde se suprime la fase estática, es decir, no permanecemos en las posturas. 

Las posturas de esta vinyasa trabajan la columna con flexiones, extensiones y giros; así recuperamos su flexibilidad y mantenemos a tono los músculos de la espalda. Mejora la función respiratoria y también desarrolla equilibrio psico-físico. Además, es un excelente tónico natural que brinda alivio a las disfunciones del estómago, órganos reproductores y riñones.

El creador de esta secuencia, Shri Ram Sharma Acharya, la tituló "Ejercicios para una vida sana y feliz", supongo que por los efectos rejuvenecedores y de propósito que aporta su práctica.



Ejercicios para una vida sana y feliz

Sesión creada por Shri Ram Sharma Acharya


Las 15 posturas forman una Vinyasa. Es decir, que se practican en una secuencia continua, enlazando una a otra postura por movimientos de transición coordinados con la respiración.
Ten en cuenta que al practicar vinyasas la respiración es muy importante, al punto que es la que guía el movimiento. Por regla general al abrir el cuerpo, inhalamos (preferentemente por nariz) y al cerrarlo exhalamos, vaciando todo el aire de los pulmones.


#1. Postura de la Montaña Elevada - Utpliti Tadasana -: Ponte de pie derecho. Inhalando eleva los brazos al mismo tiempo que te pone en puntillas. Estira tu cuerpo entero creciendo hacia arriba. Permanece en la postura unos segundos con respiración natural.
  • Beneficiosa para aliviar problemas del corazón y circulatorios o trastornos en la sangre.

#2. Postura de la Pinza de Pie: - Uttanasana-:  Desde la posición anterior. Exhalando inclínate hacia adelante manteniendo las rodillas y la espalda rectas, lleva la cabeza a las rodillas y apoya las manos en el suelo. Respira normalmente.
  • Beneficiosa para eliminar problemas gástricos e inducir la fuerza vital en Ida, Pingala y Sushumna Nadis.

#3. Postura del Rayo - Vajrasana -: Ahora lentamente dobla las rodillas en una posición de cuclillas, apoya las rodilla y siéntate sobre los talones. Mantén la columna erguida y deja las manos sobre las rodillas. Respira normalmente.
  • Beneficiosa para la digestión y curar problemas gástricos, estreñimiento y mantener la luz del estómago.
#4. Postura del Camello - Ustrasana -: Desde la posición de vajrasana, separa las piernas ligeramente; inhalando inclínate hacia atrás para alcanzar los talones, abre el pecho y los hombros. Ahora eleva la pelvis y lleva la cabeza hacia atrás. Respira normalmente.
  • Beneficiosa para fortalecer el corazón y flexibilizar la columna vertebral. También favorece a Ida, Pingala y Sushumna.

#5. Símbolo del Yoga - Yoga Mudra -: Desde la posición de Ustrasana, siéntete en vajrasana entrelaza los dedos de las manos por detrás de la espalda; y exhalando inclínate hacia adelante hasta apoyar la cabeza en el piso, a la vez que estiras los brazos hacia arriba. Inhalando regresa a la posición de partida y suelta las manos.
  • Beneficiosa para eliminar problemas gástricos severos, fortalecer el sistema digestivo y aumentar el apetito.

#6. Postura de la Montaña de Rodilla - Ardha Tadasana -: Desde la posición de Vajrasana. Mientras inhala eleva los brazos con las palmas juntas y mira hacia las manos. Estira el cuerpo entero creciendo hacia arriba.
  • Tiene los mismos beneficios que tadasana y además mantiene las rodillas flexibles.
#7. Postura del Niño Estirado - Shashankasana - : Desde la posición anterior, exhalando inclínate hacia adelante hasta tocar con la frente el suelo, manteniendo los brazos estirados hacia adelante.
  • Beneficiosa para curar problemas de estómago y aumentar la flexibilidad de la columna vertebral.

#8. Postura de la Cobra - Bhujangasana -: Desde shashankasana, deslízate hacia adelante hasta quedar tendido sobre tu estómago con las manos por debajo de los hombros. Mientras inhalas comienza a elevar el torso, presiona con las manos el piso para ayudar a elevarte un poco más y arquear la columna hacia atrás, dirige la mirada hacia arriba.
  • Beneficiosa para abrir el corazón y la columna vertebral. También cura problemas gástricos. 

#9. Postura de Cobra con Giro - Tiryak Bhujangasana -: Desde la posición anterior gira la cabeza lentamente hacia la izquierda y luego lentamente a la derecha.
  • Beneficiosa para aumentar la flexibilidad de la cintura.
#10. Lleva la cola hacia los talones y vuelve a shashankasana.
#11. Desde shashankasana eleva el torso y los brazos y asume otra vez Ardha Tadasana.

#12. Postura de la Silla en Cuclillas - Sama Adhah Utkatasana -: Desde la postura anterior, apoya la punta de los dedos de los pies, despega las rodillas del piso y siéntate sobre los talones. Junta las palmas de las manos en el centro de tu pecho. Manténte erguido y respirando normalmente.
  • Beneficiosa para fortalecer las pantorrillas y mejorar el equilibrio del cuerpo.
#13. Apoya las manos en el piso y estira las piernas hasta llegar a Uttanasana.
#14. Ahora, inhalando incorpórate con los brazos hacia arriba y adopta nuevamente Tadasana.
#15. Desde esta postura, forma puños y tira las manos hacia abajo con energía como si estarías bajando algún objeto pesado. Mientras hace este gesto canta “OM. Vuelve a la posición de inicio.

La práctica de las 15 posturas completan una ronda de esta vinyasa. Puedes repetir todo el ciclo tantas veces como desees.


Al finalizar descansa un momento en la la Postura del Muerto - Savasana -.



¡Fluye con tu práctica! Namasté

Texto: Natalia Calvo




Fuente en Internet:
http://www.holyyoga.org


Siéntete libre de compartir este artículo en otros medios citando la fuente. ¡Muchas Gracias!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario